La marihuana es más segura que el alcohol